• E.M.A

ISABEL PARRA

Actualizado: 14 ago


Isabel Parra

Cantautora

1939


Indudablemente su camino por la música fue influenciado por Violeta Parra, su madre, pero su trabajo como creadora e intérprete la han convertido en una artista importante de la canción latinoamericana.


Violeta Isabel Cereceda Parra, conocida como Isabel Parra, nació en Santiago de Chile en septiembre de 1939. Es hija de la reconocida artista Violeta Parra y también ha sido la principal responsable de difundir la obra de su progenitora a través de la Fundación que lleva el nombre de su madre.


Desde su niñez, junto a su madre y hermano Ángel, interpretaba canciones en diversos lugares del gran Santiago, haciendo un recorrido por repertorio popular de variados estilos. En el año 1961 recorrieron Europa y en 1963, grabaron el disco “Los Parras de Chillán” cuando residían en París.


De regreso a Chile, en la misma década, Isabel comenzó a tener una prolífica carrera musical. En sus inicios destacan las grabaciones de canciones de otros autores, principalmente de Violeta Parra y de la Nueva Trova Cubana. En su segundo trabajo discográfico “Isabel Parra Vol.2” de 1968, destacan creaciones propias y pasa a formar parte del movimiento de la Nueva Canción Chilena.


Es en esta misma época que es parte activa de la mítica Peña de los Parra y también graba con importantes músicos de la época como Víctor Jara, Quilapayún, Inti Illimani y Luis Advis, entre otros. Con estos últimos grabó la reconocida “Canto para una semilla”, obra basada en las décimas autobiográficas de Violeta.


Tras el golpe militar de 1973, Isabel se radicó en Cuba y luego en Francia. Posteriormente, viajó a Argentina para volver a Chile en 1987. Es en el exilio que compone reconocidas canciones como “Ni toda la tierra entera” o “Como una historia”, dedicada a Víctor Jara. En este periodo también organizó “El libro mayor de Violeta Parra” que reúne documentos, cartas, testimonios y fotos de su madre, quien ya había muerto en 1967.


Desde el retorno a la democracia, Isabel abocó su trabajo a la Fundación que lleva el nombre de su madre y ha grabado discos. Se ha presentado en diversos escenarios del país convirtiéndose en historia viva de la música chilena. En 2003 publicó su libro autobiográfico “Ni toda la tierra entera”, que contiene intercambios epistolares con Silvio Rodríguez, con su padre, fotografías y otros documentos de su época en el destierro. En 2013 reeditó el libro y dijo para una entrevista: “Mi intención es que no se olvide el exilio que vivieron miles de chilenos. No se puede olvidar esta terrible historia y el libro es un testimonio de lo que dejó la dictadura”, demostrando siempre su compromiso político con nuestro país.


Ilustración: Sofía Flores

Biografía: Valentina Basaez


Fuentes: Música popular, La Tercera


3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo