• E.M.A

ISIDORA ZEGERS


Isidora Zegers

Intérprete y compositora

1807 - 1869


“La gran dama de la música chilena decimonónica'' así fue llamada por él musicólogo norteamericano Robert Stevenson.


Isidora Zegers nació en Madrid en 1807 y deslumbró y cautivó a la sociedad santiaguina con sus bellas interpretaciones vocales. Sus melodías e interpretaciones componían y construían experiencias placenteras y bellas para todo aquel que la escuchara y la conociera.


De una familia acomodada que decidió radicarse en Chile en 1823, por motivos laborales de su padre. Isidora recibió una instrucción en torno a las artes, con influencias hispanas y francesas.


Estudió arpa, guitarra, piano y canto en Europa, su nivel artístico y musical superaba a cualquier músico aficionado de la época. Era estudiosa, constante y fervorosa al momento de pensar en la música. Compuso obras para canto y obras instrumentales, todas ellas con una manufactura sobria y elegante (escritas en Francia en 1820).


Su talento, generosidad y naturalidad musical influenció a un sinfín de personas estudiosas del canto, generando un implacable movimiento a su alrededor, cuenta la historia que los músicos que la rodeaban, se organizaban para acompañarle.


Pero su ímpetu musical se vió tempranamente afectado por el contexto social y las constantes crisis que enfrentaba el país en la época, de manera que planteó como solución para ganar dinero y apoyar económicamente a su familia, empezar a enseñar en un colegio que fundó su padre. De esa manera inició su vida como profesora y mantuvo en paralelo su faceta musical. Pese a las circunstancias políticas y económicas de ese entonces, el ímpetu de la artista no tardó en volver a salir a la luz, de manera que prontamente se consagró como uno de los rostros más importantes de la música en el siglo XIX.


Isidora Zegers se desenvolvió como artista en la música de salón, espacio artístico en el cual se sentía plenamente cómoda. En dichos salones, la artista compartía con una amplia variedad de artistas, intelectuales, músicos nacionales e ilustres visitantes extranjeros, sorprendía su gran capacidad para reunir a los mejores artistas de la época y también para cultivar un alto nivel de sociabilidad. Fue la anfitriona y fundadora de varias tertulias, usualmente brindaba pequeños conciertos en donde impactó a los santiaguinos con sus bellas interpretaciones vocales.


Su amor por las artes, la capacidad para cultivar y cautivar a todas las clases sociales y unido a su espíritu asociativo innato, la llevaron a idear y cooperar para la fundación de la Sociedad Filarmónica en 1827. Esto la llevó a mantener y afiatar el vínculo y contacto con los músicos chilenos más relevantes del siglo XIX, transformándose en una parte fundamental para la publicación de El Semanario Musical (desde 1852). Estas publicaciones tuvieron un apoyo importante y fundamental, un eje esencial en la labor de Zegers y en la historia musical de Chile. Su figura, en los espacios que frecuentaba y animaba eran útiles para la difusión de las ideas intelectuales y artísticas.


Su consagración definitiva se produjo con su esencial participación en la fundación del Primer Conservatorio Nacional de Música, junto al cual creó la Academia Superior de Música en 1852, Isidora fue nombrada como presidenta de dicha academia por el Presidente Manuel Bulnes, recibiendo el reconocimiento de un país entero por su labor en la difusión de las artes.


El aporte de Isidora Zegers al desarrollo de la música chilena del siglo XIX ejemplifica el valeroso esfuerzo que emprendieron las pioneras de la cultura musical chilena. La decisión y pasión de esta música logran trascender en las escuelas formativas y los espacios artísticos, Isidora es hoy una de las referentes musicales más importantes del último tiempo por su labor, constancia, generosidad, talento e implacable inteligencia.


ILUSTRACIÓN: SOFIA FLORES

BIOGRAFÍA: VALENTINA BASAEZ


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo