top of page
  • E.M.A

SONIA MENA

Actualizado: 15 ago 2022

Sonia Mena

Actriz

1936



Cincuenta años de trayectoria es lo que lleva Sonia consigo, un camino como actriz que la ha llevado a explorar diferentes roles y trabajar con las más grandes maestras y maestros contemporáneos de la actuación. Una mujer elegante, con una personalidad fuerte y apasionada para trabajar, marcó a una generación completa con sus roles, tanto así que ha contado en diferentes entrevistas que le gritaban “asesina” cuando iba caminando por la calle, debido a la conmoción que causó en el público con una de sus potentes interpretaciones televisivas.


Sonia Mena nació el 19 de octubre de 1936 en Santiago y desde temprana edad abocó su vida al teatro. Egresó de la Universidad de Chile en 1965, año que marcó un hito en su joven carrera artística, ya que recién egresada participó del elenco de la obra “La Remolienda”, dirigida por el gran Víctor Jara.


Sonia relató en televisión abierta que en aquellos años el Teatro Nacional era dirigido tanto por el director como por un equipo técnico en conjunto, y que ante la petición de Jara de incluirla en el elenco el equipo técnico se había negado, argumentando que Sonia era muy joven y recién estaba egresada de la carrera. Esta negativa enojó tanto a Víctor Jara que incluso llegó a decir que si Sonia no era incluida, él se retiraba como director de la obra. El equipo, finalmente, le dio la oportunidad a Sonia para que tomara el rol de Chepa, decisión que fue una de las más acertadas para su carrera, ya que ese mismo año recibe el Premio APES en la categoría de “Actriz de revelación” por su papel en “La Remolienda” y Víctor Jara el de “Mejor director”. Sin duda, la decisión de incluirla en el elenco quedó en la memoria de todas y todos los participantes de la obra, dando cuenta del talento innato que Sonia comenzó a desarrollar desde muy joven.


Posteriormente a la premiación, Sonia es invitada al canal RAI Italia, en donde realizó estudios de televisión por más de un año. Sin embargo, Sonia comentaba que su verdadera y profunda pasión siempre sería el teatro. Una vez que vuelve de Europa, Sonia integra la Compañía Le Signe, que fundó junto a Sergio Aguirre y John Knuckey, montando y actuando en obras como “Bacantes 76” en 1976; “Apocalipsis” en 1977, “No te vayas, ratoncito” en 1978 y “Un tranvía llamado deseo” en 1979.


Ya hacia los años 80, Sonia comenzó a colaborar con Sonia Fuch, quien fuera directora ejecutiva del Área Dramática de Televisión Nacional de Chile e incursionó en las teleseries más populares de la década. Producciones como “De cara al mañana” (1982), “El juego de la vida” (1983) “La vida” y “Bellas y audaces” (1986 y 1988, respectivamente) y “El milagro de vivir” (1990) contaron con la interpretación de una talentosa Sonia.


También en 1990, Sonia participa en la teleserie que le daría mayor reconocimiento entre la audiencia chilena, “Marrón Glacé”, interpretando a uno de los personajes más memorables de su carrera televisaba, la malvada Tía Nana, papel que quedó grabado en la memoria popular de las y los televidentes de manera tan intensa, que incluso en la calle le gritaban “asesina”. Ya para el año 1997, Sonia protagonizó su última telenovela, “Santiago City”, en Megavisión.


Además de su fructífera carrera, la actriz también desarrolló su vida personal casándose y armando familia. Su primer marido fue el fundador y decano de la Escuela de Teatro de la Universidad de Chile, Domingo Piga, con quien tuvo a su hijo mayor, Sebastián, quien es músico. Luego, Sonia se divorcia y contrae matrimonio con Jean Mazoyer, con quien tuvo su segunda hija, la también actriz Catherine Mazoyer. En varias oportunidades, Sonia ha dado cuenta que su intensa vida profesional y el optar por desarrollar su carrera de actriz hizo que en muchas ocasiones estuviera alejada de sus hijos, sin poder disfrutar tanto de ellos cuando eran más pequeños. Este tipo de disyuntivas es a la que se enfrentan muchas mujeres que han decidido seguir sus sueños y poner sus energías en realizar lo que les apasiona.


Sonia, que ya sentía que su carrera le había entregado la felicidad y reconocimiento que ella esperaba, decía retirarse el año 2018 y poder cuidar y estar presente en la vida de sus nietas y nietos. En el programa “Buenos Días a Todos”, Sonia relató parte de sus reflexiones respecto a la maternidad: “A mis hijos no los gocé lo suficiente. Estuve trabajando desde la mañana en la televisión y en la noche en el teatro y llegaba a las once de la noche, entonces no gocé a mis hijos realmente. Y ahora que soy una mujer mayor, quiero gozar a mis nietos, y en eso estoy, feliz”.


La felicidad que inunda a Sonia hoy en día es la misma que sintió en los momentos más álgidos de su carrera, y es que el poder decidir optar por el camino a seguir trajo éxito y felicidad en su trayectoria profesional, y hoy le permite, en la tranquilidad de su hogar, disfrutar esa misma alegría con sus seres queridos y volcar su energía en el cuidado de pequeñas nuevas fuente de inspiración: sus nietos.


Ilustración: Sofía Flores

Biografía: Gabriela Albornoz


Fuentes: IMDB , Wikipedia


5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page